Esperaste con ansias inverosímiles la llegada del iPhone 5 y, ahora que lo tienes en tus manos, no quieres que le dé ni el aire. Pero también quieres llevarlo a todos lados, jugar con él, caminar a su lado por los senderos de la vida, disfrutar el idilio hasta morir de amor. Tal vez lo mejor sea colocarlo en el interior de una carcasa, una funda o una cartera, para evitar que se raye o se lastime. Por eso, hoy en Monkeyzen, te mostramos 10 opciones que te ayudarán a mantener protegida tu nueva adquisición, para que elijas la que más concuerde con tu estilo.

1. Fundas básicas y contemporáneas

La compañía holandesa Mujjo fue una de las primeras en lanzar su línea de accesorios para el iPhone 5, que consta de una funda y una cartera, ambas hechas de lana y piel, suaves al tacto y fáciles de limpiar. Cuestan 35 y 30 euros.

2. Carcasas de bambú

Si te gustan los accesorios de materiales no sintéticos, asómate a ver las carcasas de Grove. Puedes adquirir la más básica o elegir entre una variedad de diseños. Incluso puedes ordenar una versión personalizada. Los precios oscilan entre los 79 y los 129 dólares. No se trata de un producto barato, pero todas las piezas son amigables con el medio ambiente y están hechas de bambú.

3. Colores de alta resistencia

La línea Dual Tek de PureGear tiene varias colecciones de carcasas para quienes (tal parece) gustan de aporrear su preciado dispositivo. Protección guerrera, pues. Tal vez por eso los diseños no resultan muy convincentes. Pero una de las opciones, llamada Slim Shell, no está tan mal. 40 dólares, tú eliges el color.

4. Protección transparente

Para los que prefieren que su iPhone 5 esté a salvo sin que el diseño original se modifique más de la cuenta, están las carcasas transparentes. Hay muchas, una de ellas disponible en MobileFun. Es rígida, pero muy delgada, así que prácticamente no agrega grosor al dispositivo. Su precio, 20.49 euros.

5. Madera con doble función

En Miniot hay alternativas interesantes para los más conservadores. La que más me gusta se llama Miniot Book y funciona al mismo tiempo como carcasa y como soporte. Todavía no está a la venta, pero se puede solicitar el aviso del lanzamiento vía correo electrónico.

6. Carcasa con espacio para tarjetas y/o billetes

Si te gusta que tu dinero esté cerca de tu iPhone 5, pero no quieres guardarlo en una cartera, Speck tiene un producto que te puede interesar. Es flexible, viene en 5 colores distintos y tiene una pestaña en que caben hasta tres tarjetas. Puede ser tuya por 35 dólares.

7. Diseños divertidos

En Society6 hay una buena cantidad de carcasas, con diseños simpáticos, que puedes adquirir por 35 dólares. Con impresiones de animales o cámaras vintage, con patrones coloridos, con ilustraciones o tipografías. Las típicas carcasas cumplidoras.

8. Lujoso amarillo

La funda de Pipetto es amarilla, lujosa y excesiva. Viene en una caja especial de regalo, está confeccionada a mano en piel de serpiente, tiene interior afelpado y cuesta casi 80 libras. De edición limitada.

9. Defensa de la manzana

Ésta también es una carcasa flexible y de uso pesado. La diferencia con las otras es que deja a la vista el logo de la marca: no vaya a ser que alguien dude de que lo tuyo es un iPhone, ¿te imaginas qué escarnio? Mejor paga los 50 dólares que cuesta la Defender Series de OtterBox y ahórrate el trago amargo.

10. Cartera de piel marrón

Brussardo tiene esta funda que también alberga tu dinero y tus tarjetas, básica, artesanal, contemporánea, monísima. Más como para hombre. Tiene un botón que la mantiene cerrada. Una opción elegante que se puede adquirir por 70 dólares.