Formlabs es un grupo de ingenieros del MIT (ese donde también fue Tony Stark) que durante su estadía en ese lugar se dio cuenta de la enorme dificultad que representa tener acceso a una impresora 3D, que no es nada más que un dispositivo que te permite crear modelos físicos en tres dimensiones formados con resina plástica de tus diseños virtuales, épico ¿no?.

El problema aquí es que en todo el mundo sólo hay cerca de 30 mil impresoras de este tipo en el mundo, y cada una cuesta decenas o cientos de miles de dólares.

La stereolithography (que voy a traducir brutalmente como Estereolitografía), es el estándar más preciso y preferido por todos los iniciados en este arte, pero también es el más costoso. De manera que los campeones de Formlabs al ver esto idearon la forma de poder crear una impresora que permitiera la máxima calidad de resultados a un costo ridículamente más barato, el nombre de su modelo: FORM1.

La empresa decidió utilizar Kickstarter como su plataforma para conseguir fondos, estableciendo una modesta meta de 100 mil dólares para dar por financiable el proyecto. Lanzaron esta idea en la plataforma, hoy, ocho días después, la FORM1 ha conseguido fondos por más de un millón y medio de dólares. Arrasaron a lo grande.

Creo que lo que ha vuelto tan atractivo el proyecto, más allá de sus cualidades obvias, es que la presentación del mismo es la más detallada, clara y confiable que he visto ahí. Los muchachos nos comparten que ya tienen más de un año trabajando en esto, que ya han elaborado 7 generaciones de prototipos, que rediseñaron el proceso de producción para poder correr un ensamblaje masivo y que incluso ya han corrido una producción de unidades en fase alpha. En otras palabras, van en serio, tienen casi todo listo y sólo necesitan el último impulso.

El precio de la FORM1 no ha sido revelado, pero de acuerdo a su proyecto, si aportas dos mil quinientos dólares tendrás derecho a tener una impresora de su primera línea. Tomando ese parámetro sería un producto costoso, sí, pero muchísimo más barato que las demás opciones que actualmente existen en el mercado.

Fotos: Kickstarter