James Bond es el espía más emblemático, un ícono británico, el imán de las chicas, el mejor alcohólico del que se tenga registro, y encima de eso tiene un montón de gadgets de última tecnología, hasta creeríamos que él ya usaba un iPhone en la década de los 70. Pero ¿todo ese coolness será motivo suficiente para declarar un día mundial dedicado a celebrar su figura?

Resulta que acaban de anunciar que con motivo del 50 aniversario del nacimiento del personaje, el próximo 5 de octubre, se celebrará el día mundial de James Bond, con un montón de festejos a lo largo del planeta tierra. Medio siglo no es poca cosa.

Entre las actividades que ya se tienen contempladas para esa fecha está una subasta global por internet que organizará la casa Christie's en Londres, donde cualquiera podrá pujar para obtener artículos del universo del espía y todos los fondos recaudados irán para caridad.

Al mismo tiempo se realizará una encuesta mundial para descubrir cuál es la película favorita de James Bond en cada país del mundo. Se montará una retrospectiva del personaje en el Museo de Arte Moderno en New York y en Los Angeles habrá un concierto sinfónico con lo mejor de las bandas sonoras de todas sus películas.

La cereza del pastel será en el Toronto International Film Festival, donde se realizará la premiere mundial de Skyfall, la nueva película de Bond, dirigida por Sam Mendes. Sí, ese Sam Mendes.

Con cinco décadas de material no se harán esperar los maratones cinematográficos y los programas de TV especiales. Si con todo lo que lo han leído están lo suficientemente emocionados como para querer participar les sugerimos entonces que estén al tanto de la página oficial y su facebook.

Yo sólo espero que Skyfall no sea un fiasco

Fotos:The Telegraph y Geeks on movies