El concepto "artículos para el hogar" suena un poco a señoras atadas con grillete a la lavadora, carpetitas tejidas y electrodomésticos desgastados. Y, claro, existen opciones que entran en el conjunto sin ser tan desoladoras, pero pocas veces nos imaginamos un bazar vintage que ofrezca objetos tan útiles como vistosos para la casa. Es decir: no un almacén sino un bazar. TheSuperCool, sin embargo, ofrece un montón de enseres prácticos y decorativos: cosas que sirven y al mismo tiempo se sitúan estéticamente en los hogares de la gente que los compra.

TheSuperCool es una tienda instaurada por Kate Vandermeer y David Núñez, dos personas dispuestas a emprender una tienda pop-up, pero también en línea, por aquello de que la permanencia más allá del acontecimiento es importante.

Los dos queríamos trabajar juntos en algo creativo, y nos encantaban los objetos para la casa y el estudio. Luego nos dimos cuenta de que las tiendas efímeras eran más que una moda pasajera e hicimos algo de investigación con vendedores de objetos vintage. Descubrimos que a la gente realmente le interesaba adquirir los cachivaches viejos de otras personas, y unimos esa idea con el talento de artistas, diseñadores y coleccionistas de antigüedades.

Kate y David materializaron en una tienda pop-up uno de los sueños de mi existencia: reunir antigüedades, matizarlas con una buena disposición y la aprobación del anticuario experto. Cosas que una usa todos los días pero que se ven como si no lo hicieran. Qué envidia.