Las galletas Oreo este 2012 cumplen 100 años de vida, así es, ¡un siglo! son tan viejas como el cine. Y han estado haciendo muchas cosas para celebrarlo, desde un sitio web especial para la ocasión, hasta galerías de los empaques que han tenido a lo largo de su historia o listas de curiosidades sobre la galleta.
Todos amamos las Oreo, forman parte de nuestra cultura popular contemporánea, cada campaña publicitaria está diseñada de acuerdo al país donde se consume y las adoptamos como nuestras.

Por eso la noticia de hoy me parece desconcertante. El detonante fue muy inocente. El 25 de junio con motivo del Día Internacional del Orgullo LGBT  los amigos de Oreo en su comunidad de Facebook tuvieron el gentil detalle de compartir la imagen retocada en Photoshop de una galleta-arcoíris, para celebrar esa fecha junto a su centenario, pero hubo personas que por algún motivo no pudieron soportarlo.

Buu, me entristece que las galletas Oreo respalden la homosexualidad.

No apoyo a los gays ni a la compañías que los apoyan. Hell yeah, soy un hater, ser un marica está mal y siempre lo estará. Deberían exiliarlos a alguna isla donde puedan contagiarse su SIDA entre ellos.

Cualquiera que coma Oreos ahora es un pecador y hereje, y debe ser tratado como tal.

Adiós Oreo, no estoy de acuerdo con las relaciones entre el mismo sexo.

Me aseguraré que mis amigos y familiares jamás vuelvan a comprar sus productos. A la mierda los maricones, los odio tanto que quisiera aplastar sus craneos con un martillo.

Son algunos de los comentarios negativos generados a raíz de la imagen, que en muchos de los casos reflejan alto grado de intolerancia. Las voces de ambos lados de la moneda se han hecho escuchar y la polémica ha llegado a tal grado que incluso ya hay una campaña de recolección de firmas en Change.org para que la Galleta Oreo del Orgullo Gay sea una realidad y se comercialice, como un gesto a favor de la igualdad de derechos de la comunidad LGBT.

De seguro las personas de Kraft Foods jamás pensaron que podría llegar todo a este grado de reacciones tan polarizadas, ni siquiera nosotros, ¿ustedes qué opinan?

Foto: Facebook