Francois Mellet tuvo la visión de un sueño, pecaminoso y lleno de gula pero se decidió a cumplirlo. Hoy aquí les presentamos su logro, el Nuevo Récord Mundial Guiness a la escultura de chocolate más grande del mundo, con un peso de 18239 libras, 8,27 toneladas, una replica de la pirámide Maya de Kukulkán hecha enteramente de chocolate:

La original, que es trece veces más grande, pueden visitarla cuando gusten en Chichen Itza, México, pero este bebé al que se antoja pegarle una mordida podrán verlo en exhibición hasta el 21 de diciembre en el Qzina Institute of Chocolate & Pastry de Irvine, California. La idea de todo esto le vino a Mellet como parte de las celebraciones por el treinta aniversario de su institución y le tomó cerca de 400 horas para edificar esta belleza.

El tema de los Mayas fue elegido como un homenaje a su cultura, reconocida como una de las primeras civilizaciones en utilizar el cacao para su consumo (aunque ellos lo fumaban) y la veneración que tenían por esta planta, considerándola alimento de los dioses. Cada nivel de la pirámide tiene elementos alusivos al calendario Maya, de hecho la fecha en que cierra la exhibición es la misma en la que finalizaba el año de acuerdo a esta ancestral cultura.

La dedicación y los guiños culturales son bastante cool, incluso ese detalle final de destruir el templo en el supuesto fin del mundo para el calendario Maya, pero yo sólo quiero morderlo. Nadie lo notaría, es enorme.

Fotos: Qzina Institute of Chocolate & Pastry