Que yo sepa, a nadie más se le había ocurrido adornar los audífonos que usamos todos los días con aretes o pendientes, así que démosle el crédito a East Village Love, el proyecto de audio y moda de la neoyorquina Jenifer Toby. Porque no se trata sólo de accesorios que cuelgan de los auriculares, sino que éstos tienen un diseño más limpio y básico que muchas otras opciones en el mercado.

La idea, por lo pronto, solicita vía Kickstarter el apoyo de los aficionados a la música y la moda. Ahí mismo puede conseguirse uno de estos pares. O en la página oficial de East Village Love.

Y sí, puede ser que los audífonos en general necesiten algo más que buen diseño, porque los llevamos en la cabeza y tienen la obligación moral de hacernos lucir bien, además de la fidelidad, el sonido, todo eso... En el caso de éstos, me gusta encanta cómo se ven, pero soy de esas personas que no atraviesan la puerta de la casa si no llevan aretes. Y no sabría qué hacer con mis propios aretes una vez que tenga estos audífonos puestos. Ya sé, es un conflicto gravísimo. Contemplaré la idea del suicidio o el destierro autoimpuesto.