Sin duda, "Lolita" es una novela que trasciende las fronteras de la literatura. Sus versiones en cine son consideradas de culto, sobretodo la de Stanley Kubrick (aunque a mi me gusta más la de Adrian Lyne, y el término 'lolita' hoy es aplicado tanto a adolescentes precoces como a japonesas vestidas como muñecas.

Escrita por Vladimir Nabokov en 1955, la novela entonces causó controversia por su explícito contenido sexual en el relato del idilio prohibido entre un adulto y una menor. Hoy la polémica no es menor, y "Lolita" sigue fascinando por su temática compleja, su erotismo refinado y su cautivante narrativa.

Pero, aún tratándose de un libro tan fuerte, históricamente las portadas de sus ediciones han sido un tanto cándidas. Esto fue lo que impulsó al arquitecto y bloguero John Bertram a organizar un concurso invitando a diseñadores a crear una portada de "Lolita" mucho más fiel a su esencia. Se buscó que las obras representaran de forma más evidente la fuerza de la historia, en comparación con las versiones blandengues que hemos visto hasta ahora.

El concurso, llevado a cabo en 2009, tuvo un éxito mediano (155 trabajos), por lo que tiempo después Bertram invitó a otros a unirse al proyecto. El resultado fue una serie de maravillosas portadas, algunas descaradas e irreverentes, otras más sutiles y sugerentes, pero todas una reinterpretación creativa y veraz de este clásico literario. Fueron 60 los diseñadores participantes, dos tercios de éstos, mujeres.

En junio de este año se lanza el libro que reúne las portadas, así como ensayos escritos por especialistas en la obra del autor ruso. El libro coeditado por Yuri Leving contó con el apoyo de Sheila Levrant de Bretteville, directora de diseño gráfico de la Escuela de Arte de Yale, Sian Cook y Teal Triggs, cofundadoras de Women's Design + Research Unit, y Leland de la Durantaye, profesor de inglés de la Universidad de Harvard, entre otros activistas e intelectuales.

Para ver la lista de artistas participantes y otros detalles asómate al blog de Bertram.