Es muy complicado unir algunos adjetivos como simplicidad, diseño o elegancia, en un mismo objeto, pero para mi esta bicicleta eléctrica de Audi agrupa todos estos y alguno más se le podría añadir. Con un diseño práctico a la par que cuidado y sin perder la identidade de la marca alemana de vehículo, esta bicicleta ha sabido conquistarme y sorprenderme, pues rompe con los esquemas y las líneas que tendría una bicicleta típica.

Este gran trabajo ha sido realizado por Arash Karimi, quien se ha basado en las necesidades de un futuro habitante de las grandes urbes. Esta bicicleta incluye un pequeño motor eléctrico que nos ayuda a circular por las calles de nuestra ciudad con un menor esfuerzo o funcionando como si fuera un pequeño ciclomotor. Otra de las partes positivas es su recarga, que puede hacerse fácilmente conectando la batería a un enchufe de los que tenemos por casa. Todo el sistema eléctrico de la bicicleta está incluído en su chasis, mientras que el motor está situado en el marco de la rueda trasera. Sumado a todo esto hay que contar que el chasis está fabricado en aluminio, con lo que se consigue que la bicicleta sea ultraligera.

Con todo queda una bicicleta muy robusta y con un aspecto casi inmejorable. También viene equipada con dos potentes frenos de disco que nos permitirán frenar a tiempo ante cualquier obstáculo que aparezca en nuestro camino. El conjunto de esta bicicleta eléctrica con todo el carácter de Audi es prácticamente inmejorable.

Vía: Yanko Design