Se llama Solaris, igual que la novela de Stanislaw Lem, uno de los proyectos que compite este año en el certamen de diseño sustentable de Land Art Generator. Concebido por Oleg Lobykin, consiste en una estructura con cientos de paneles fotovoltaicos instalados en interesantes patrones, que lo convierten en una pieza de land art, es decir, el arte que trabaja en la tierra y se ve desde el cielo. Pero además está creado como una instalación artística que pueda convivir con el entorno natural.

En total, fueron utilizados 1.418 paneles solares fotovoltaicos y está proyectado constuirla en un terreno situado en la isla de Saadiyat Yas, en Abu Dhabi. Además de llamar la atención sobre la necesidad de utilizar energías renovables, Lobykin quiso darle un diseño atractivo a su instalación, y previó la fabricación de los paneles solares en diferentes formas geométricas, que fueron distribuidos en el proyecto respondiendo a patrones no convencionales.


Además, el diseño cuenta con una estructura de 25 metros de altura que podría ser un centro para visitantes y museo de ciencias del medio ambiente, interactivo y donde se presentaran los datos sobre el impacto del cambio climático en todo el mundo.

Con la ayuda de exposiciones multimedia, los visitantes podrán conectarse en tiempo real a los diferentes eventos que tienen lugar es localizaciones específicas en la Tierra, tales como las selvas tropicales, glaciares, etc. Los paneles solares serán capaces de generar 45 MW de energía, que es suficiente para abastecer el centro y una serie de edificios comerciales y residenciales en las inmediaciones.