Existe cierta nostalgia hacia las cámaras analógicas. Tienen mucho que perder frente al desarrollo tecnológico de las digitales, no obstante, cada vez hay más pasión en recuperar viejas cámaras, a volver a utilizar carretes y revelarlos. Quien ha sabido sacar provecho de esta moda ha sido Lomography y la fiebre de las toy cameras es tal que incluso hay un curso especializado en la escuela de diseño Central Saint Martins de Londres. Dentro esta categoría existen las pocket cameras, aquellas que caben en la palma de la mano y a continuación podéis consultar una lista de 7 mini cámaras de bolsillo muy curiosas.

Golden Half Camera

Existen infinitas versiones y ediciones especiales de esta mini cámara. La Golden Half permite dos disparos en un mismo fotograma, es decir, cuando revelas la foto, salen dos distintas divididas por una línea negra en el medio. De esa manera, pueden convertir un carrete de 36 fotos en uno de 72 y ahorrarte la compra de carretes y del revelado. En la web de Poketo podéis encontrarla en distintas versiones y tiene un precio de 55 dólares.

Digital Harinezumi a todo color

Hace un tiempo ya presentamos la Harinezumi 2, una cámara Super 8 de bolsillo y digital que permitía hacer fotos y vídeos con un toque vintage. En menos de un año desde que se comercializó, ya se ha hecho una versión especial disponible en dos colores muy chillones, en verde fosforito y amarillo.

Para aquellos a quien os ha gustado, también podéis encontrarla de color negro, la clásica, en la web de Bonita Cámara y posiblemente en alguna tienda de los museos contemporáneos.

Chobi Cam

Se trata de una micro cámara (sinceramente, me daría miedo perderla...) que puede grabar vídeos, sonidos y hacer fotos como una de tamaño normal. Sus medidas son como las de una goma de borrar,  1,2 x 4,4 cm, con lo que es perfecta para espías y personas que quieran hacer fotos desapercibidamente. Está disponible en la tienda de Japan Trend Shop por 147 dólares.

Lo mejor de todo es que también está la versión waterproof por 172 dólares, más completa, teniendo en cuenta que puedes hacer fotos y vídeos tanto dentro como fuera del agua y utilizarla como llavero.

Mini Diana

Si veis a alguien por la calle con una cámara como esta colgando de cuello, no sabes si se trata de una cámara de juguete o de una de verdad con un diseño retro. Se trata de la versión pocket de la Diana y también combina fotogramas, pudiendo hacer fotos cuadradas con estilo retro o meter dos en uno y así convertir un carrete de 36 fotos en uno de 72.

La cámara está disponible en la tienda Lomography por 50 euros y a veces, también fabrican ediciones especiales, como este modelo en blanco.

Biscuit Camera

Se trata de otra micro cámara digital que se puede utilizar como llavero y su particularidad es la forma, imitando una galleta. Está disponible en tres colores distintos y la podéis conseguir por 40 dólares en la tienda de Four Corners, donde además de ésta, podréis encontrar carretes y toy cameras muy curiosas, si os gustan estos aparatos, esta web es el paraíso.

Ikimono Mini Camera

Aunque no lo parezca, la Ikimono es una cámara analógica. Su tamaño es un poco más grande que el de un dado aunque cuando añades el carrete de 110 mm que utiliza, se triplica. Sin duda se trata de una cámara low cost ya que su precio gira entorno los 20 euros. Lo malo es que se los carretes no son fáciles de encontrar y su precio se dispara, en Four Corners cuesta 8,50 dólares sin gastos de envío.

Camara 3D para minis

Los compañeros de AltFoto nos presentan, más que una mini cámara, una cámara para niños fabricada por la marca de juguetes Takara Tomy. Se llama 3D Shot Cam y hace fotos 3D, esto es posible gracias a su doble lente que, al imprimir la foto y utilizando unos visores incluidos en el kit, consigues el efecto tridimensional.