Cada vez los diseños de vinilos para pared son más originales, pero creo que en esta ocasión, además de ser sencillos y bonitos, son funcionales. Si os fijáis bien, este vinilo aprovecha las grietas para formar parte del dibujo.

No hace falta decir que, desde que aparecieron los primeros vinilos hasta hoy, esta industria ha ido incrementando su popularidad y uso hasta convertirse en toda una disciplina wall art con todo tipo de propuestas.

De mismo modo que podemos esconder los cables simplemente disfrazándolos entre hojas, Take Break permite esconder y disimular las grietas de las paredes y convertirlas en parte del dibujo del vinilo.

El diseño de este vinilo es muy sencillo. El concepto de esconder y disimular las grietas es muy bueno y estoy segura que con otros diseños también se podría hacer. Pero si os ha gustado Take Break, lo podéis conseguir por 6 dólares.

Vía: OhGizmo