Para crear una ilusión óptica, descuadrar un poco al personal y tener un lugar donde poner cosas (desde floreros hasta el portátil), he aquí la primera mesa transparente, hecha de acrílico.

Realmente no es una mesa, es como un mantel transparente puesto sobre una mesa inexistente. Las cuatro patas son las esquinas del mantel.

Esto nos hace recordar un poco aquella capa mágica que tenía Harry Potter en Hogwarts. Pero todos sabemos que nosotros no somos magos ni tenemos a Hedwig como correo.

Enlace: Pid