80 años después de la creación de la camiseta polo, Lacoste rinde tributo a su creador y nos muestra cómo podría ser la polo del futuro. Otro homenaje de la marca a René Lacoste, otra estrategia publicitaria que convoca a la participación del público en redes sociales. Y un video lleno de juventud, sonrisas y camisetas polo que funcionan casi como pantallas táctiles.

En Monkeyzen les hemos mostrado camisetas interactivas y camisetas con conexión a internet, y ahora, por cortesía de Lacoste, les mostramos lo que la marca cree que podría ser la camiseta polo del futuro. Aunque no estoy segura de que la necesitemos.

La campaña Lacoste Future celebra el cumpleaños número 80 de la polo, creada por René Lacoste y, para rendir tributo "a su espíritu visionario" (hay que reconocer que lo tuvo: la polo sigue y seguirá vigente), realiza un video en que vemos camisetas que cambian de color, que actualizan marcadores en partidos de tenis, que pueden alargar sus mangas, hacerse de estampados miméticos y hasta encenderse: bastaría con tocar el logo del cocodrilo, que es como la llave de la magia y la tecnología aplicada.

El video es agradable, divertido y los efectos están bien logrados, además de que ilustran cómo la marca está aprovechando las ventajas de la era digital para alimentar sus conceptos de innovación. Lacoste nos muestra un futuro cercano, con el que ya estamos familiarizados, y se vale de otras ideas que ya hemos visto por aquí y por allá: camisetas inteligentes, sensibles a la temperatura o con impresiones removibles.

La campaña de Lacoste, además, invita a la gente a compartir en Facebook sus visiones de cómo será la polo del futuro, con la promesa de que las propuestas más originales serán publicadas en la página oficial. Quién quita y de ahí sacan la inspiración para sus próximos lanzamientos.

Cada vez que veo este tipo de propuestas para camisetas, pienso qué tanto necesitamos que nuestra ropa se prenda, se apague, se estire, reproduzca música o almacene dato. ¿Qué no tenemos para eso nuestros dispositivos móviles, nuestras computadoras, nuestras tabletas y todo lo demás? Es como buscarle piernas (con tacones y medias de red) a la serpiente.