Un grupo de estudiantes de Harvard, interesado en el BDSM y otras prácticas del sexo alternativo, fue reconocido por el comité de la universidad el viernes pasado.

El nombre del club es Harvard College Munch y su objetivo será reunirse en las instalaciones de la casa de estudios para compartir historias personales y consideraciones en torno al BDSM y otras prácticas sexuales.

O sea que no estamos ante un círculo orgiástico ni de un grupo festivo para encontrar parejas sexuales, pero seguramente también servirá para dichos fines.

De acuerdo con el diario Harvard Crimson, el club comenzó con 7 miembros, hace un año, pero ya cuenta con 30 y con la aprobación oficial del comité.

Sin revelar sus nombres (dado que el club tiene estándares constitucionales de privacidad), algunos miembros conversaron con medios de comunicación y mencionaron su afición por el bondage, la sumisión y/o la dominación.

El Harvard College Munch ha sido definido por algunos como "un grupo de estudio", pero se trata más bien de un círculo social, en el que se celebran conferencias y pláticas, pero también reuniones de esparcimiento.

De acuerdo con la página web de la escuela,

El grupo promueve un entendimiento positivo y adecuado de las alternativas sexuales y excéntricas en el campus, así como un espacio donde adultos en edad universitaria puedan conectarse con sus compañeros y sentirse aceptados con su propia sexualidad.

¿Hay clubes como este en las otras universidades importantes de los Estados Unidos? Se sabe que existen seminarios y ciclos de discusión pero, hasta donde sé, es la primera vez que un comité universitario valida un club de esta naturaleza.

Ningún otro grupo existe como un foro para estudiantes interesados en sexualidades alternativas para explorar sus identidades y desarrollar una comunidad con sus compañeros.

¿Por qué solicitar la aprobación del comité? Pues porque el reconocimiento oficial de su existencia abre la posibilidad de recibir becas y usar los salones de juntas del campus. Y no es lo mismo reunirse furtivamente en cualquier punto convenido que en las instalaciones de la universidad.

Obviamente, no cualquiera puede formar parte del Harvard College Munch. Como en todos esos grupos universitarios, los aspirantes son sometidos a un proceso de selección (o de discriminación, que es parecido).

Foto: vivelsexo