"No escribo para recordarlo luego, escribo para recordar ahora". Es la visión bajo la cual trabajan los amigos de Field Notes, quienes se especializan en crear pequeñas piezas para la escritura, con una propuesta distinta de otras marcas como Moleskine, distinguiéndose por su diseño un poco vintage, intencionalmente gastado, evocando a la vieja escuela, como si utilizaras una libreta heredada por tu abuelo, pero no toda su gama de productos se limita a cuadernos y libretas.

La Field Notes Archival Wooden Box es una pequeña cajita de madera con diminutos separadores que nos ayudarán a mantener al día nuestras notas que tomamos como un pequeño recuerdo de nuestra vida diaria. Fabricada en Brooklyn, con 5 capas de madera de abedul norteamericano en cada pliegue, una tapa superior corrediza, pestañas de archivo en cartón para su etiquetado y clasificación, este artículo podrá ayudarnos a mantener ordenadas nuestras notas que podremos redactar a lo largo de las 60 mini libretas para memos que acompañan al producto.

Field Notes, un archivero portatil para guardar tus recuerdos

Con un precio mono de 35 dólares, más gastos de envío, obviamente, la Archival Wooden Box contienen lo básico que necesitamos para organizar de manera presentable y duradera aquella serie de notas, recados, pensamientos, cuentas, pendientes y demás que usualmente escribimos, en post-its, nuestra agenda, o cualquier papel que nos encontremos, la intención obvia aquí es dejar de lado todo eso y utilizar alguna de las libretas, ofreciendo incluso la posibilidad de etiquetar cada una para un tema específico.

La propuesta visual y estética de Field Notes me resulta irresistible, obviamente se trata de un producto orientado a estas personas en serio peligro de extinción que aún practican el arte de escribir a mano. Yo he de confesar que lo he abandonado para migrar a las aplicaciones de notas y agenda del smartphone. Pero si regresara a la vieja escuela sería con algo como esto.

Foto: Uncrate