20 años de Lomography en un mercado predominantemente digital. Pareciera imposible pero lo han logrado y para celebrarlo nuestros amigos de esta marca han diseñado su 20th Anniversary Champagne Edition, una serie de cámaras vintage, con detalles que remiten al corcho y cristal de la botella de champaña, como una forma elegante de brindar con los seguidores de esta corriente.

Los cuatro modelos más icónicos de Lomo han sido revestidos para esta colección: La Diana F+ Cuvee Prestige, La Sardina Grand Cru, la Fisheye No. 2 Brut y la Diana Mini Premier Cru. Todas bañadas en dorado y corcho, para darles este aspecto único y distinguido, conservando todas sus especificaciones técnicas originales.

Cada uno de estos bebés puedes encontrarlo a la venta en la tienda online de Lomogrpahy, a un precio bastante accesible que varia entre los 200 y 300 dólares, dependiendo del modelo y tipo de paquete con el que acompañes el juguete.

El único problema es que si ya tienes alguno de estos modelos no tengo idea de qué podrás hacer teniendo dos iguales.

Aquí somos fans from hell de Lomography, a esta altura ya deben estar hechos a la idea, pero el arte de tomar este tipo de fotografías análogas tiene ya bastante rato en el mapa.

Empezando como algo meramente incidental, la primera cámara Lomo la Lomo Kompakt, fue producida originalmente en 1982, sin embargo el verdadero boom y potencial de estas cámaras, con especificaciones poco ortodoxas, fue descubierto en 1991, cuando Matthias Fiegl y Wolfgang Stranzinger, un par de estudiantes en plenas vacaciones por Viena, compraron algunas cámaras de esta marca de un botadero de saldos y remates, for the lulz, sólo para descubrir que estas cámaras, que eran técnicamente consideradas como basura, en realidad eran übercool porque no tomaban las fotografías de manera convencional. Un año después, con el inicio de La Sociedad Lomográfica, ya era oficial el nacimiento de esta nueva era.

Para nuestros lectores mexicanos, no sé si ya tenían conocimiento de esto, pero si entran a la tienda de Lomo podrán encontrar el catálogo entero de productos con su precio en pesos, lo que nos ahorrará el dolor de cabeza de la conversión a pesos, y además aceptan Paypal.

¡Compren!

Fotos: Trend hunter