Las conexiones eléctricas son un mal necesario. Y nos guste o no pareciera que nunca son suficientes. Así que si vas a tener más de esas ¿por qué no hacerlo con estilo? El multiconector The S es una excelente opción para ello.

Tengo un amigo que al mudarse a su nuevo condominio vivió obsesionado durante meses porque los cables de energía, propios de la instalación eléctrica, las lámparas, bombillas y conectores eran visible por todas las paredes de su nueva casa. El asunto llegó a tal grado que le pagó a un especialista para que le enseñara cómo ocultar el cableado en los muros y superficies.

Sin embargo le quedó el problema de las extensiones y multiconectores, ya no es suficiente con el par de enchufes que viene en cada muro. La solución por la que él optó fue la de esconderlos detrás de los muebles, libreros y demás sitios. Es factible pero poco útil, cuando necesitó conectar su nueva pantalla plana tuvo que desmontar todo para poder sacar el multiconector y buscarle un espacio para enchufarlo.

The S al contrario, es una pieza que bien podría formar parte de la decoración de tu casa, no es invasiva, su diseño es discreto y no deja de irradiar esta aura de coolness al remitirnos con su figura a una de esas piezas del videojuego Tetris.

Con sus dimensiones de 30 centímetros de largo, por 20 de ancho y diez de altura, es ideal para encontrar su sitio en el propio suelo o como parte de tu escritorio. El acabado de la figura es de concreto, lo que garantiza resistencia al uso rudo, y el cable de alimentación posee un recubrimiento de tela que lo vuelve más llamativo y menos irritante si eres quisquilloso con la apariencia de los cableados regados por el piso.

Lo venden en Etsy, en un precio que va desde los 7 hasta los 35 Euros, dependiendo de qué tan cerca de Alemania te encuentres. Recuerda, el gasto de envío por recibir un tabique de concreto es algo costoso.

Fotos:Etsy