Una de las principales razones por las que asistimos a determinados bares es su programación musical. La mayor parte del tiempo, de eso depende que nos vayamos o nos quedemos, y que regresemos. Me entero de que existe una aplicación llamada Secret DJ y que permite a los usuarios interferir con la música programada en los bares: el comensal elige y modifica el setlist del DJ, desde su smartphone. Está disponible para iPhone y dispositivos con Android, y es gratuita.

¿Qué tanto sentido tiene decidir la música del bar? ¿No será mejor asistir a un lugar cuya programación habitual sí nos convenza? ¿Cuál es el futuro de esta aplicación?

Secret DJ, aplicación, logo

La aplicación Secret DJ fue creada por la compañía C-Burn, especializada en música para bares, fiestas, restaurantes y hoteles. Y claro, para su confección se recurrió a un equipo de DJs, músicos y expertos en tecnología. La idea es que los asistentes más "leales" de determinados bares sean capaces de definir su programación musical, que ganen el "estatus de DJ" y con él, el derecho a modificar el playlist cuando están en el lugar. Los usuarios pueden buscar los lugares participantes en la red de Social DJ y compartir recomendaciones sobre aquellos en que la música es más efectiva, lo cual seguramente generará un montón de desacuerdos. Porque en gustos se rompen géneros y un montón de cosas más. Eso sí, no se trata de fastidiarle el numerito al DJ sino de colaborar con él. Y, de todos modos, el concepto no tiene mucho sentido, porque si la música de un lugar nos gusta, por lo general volvemos, y si no nos gusta, no nos paramos de nuevo por ahí.

La aplicación, por lo pronto, cuenta con un catálogo de bares en Londres, nada más. La idea es que se extienda a otras ciudades, pero no se sabe para cuándo. Lo cierto es que los gustos musicales de la gente son variadísimos, y seguramente habrá malas elecciones o rencillas en el proceso. De alguna manera, los bares participantes se están arriesgando a perder su toque distintivo. Y no creo que eso resulte muy conveniente. Habrá que ver cómo funciona. Seguiremos informando.