Aquí en Monkeyzen normalmente no hablamos de política, y este no es el caso directamente, lo que nos atrae principalmente de esta noticia es la estrategia que implementaron los amigos de 7-eleven, mitad juego, mitad estudio de preferencias, para convertir el simple acto de comprar café en un resultado estadístico relativamente certero. Todo resumido en una simple decisión: Tomar un vaso azul o uno rojo.

Obama ganará las elecciones, dicen los vasos de 7-eleven

En el año 2000 esta cadena comenzaron esta campaña titulada 7-Election, la cual consistía básicamente en que durante el periodo de campañas electorales sus vasos de café vendrían en dos presentaciones, una por cada candidato a la presidencia del país, de manera tal que los clientes eligiesen el vaso de acuerdo a su preferencia electoral. El primer año los resultados fueron modestos, pero en 2004 cuando volvió a implementarse la campaña se descubrió que hubo un gran salto, y la correlación entre las preferencias de vasos fue muy similar a los porcentajes de votos efectivos para los candidatos.

Este año no fue la excepción, volvieron a lanzar su iniciativa, con vasos de color rojo para Mitt Rommey, candidato del partido republicano, y envases de color azul para Barack Obama que va por la reelección por parte del partido demócrata.

A un mes de las elecciones las preferencias ya son bastante claras: El 60% de los cafeinómanos de 7-eleven votarán por Obama, el 40% por Rommey.

Obama ganará las elecciones, dicen los vasos de 7-eleven

Joe DePinto, el CEO de esta tienda señala que ellos en realidad nunca han considerado su experimento como una herramienta científica y estadística válida, sino que más bien su intención en hacer conciencia en las personas sobre la importancia de votar, y divertirse de paso.

7-eleven es uno de mis lugares favoritos, siempre encuentras deliciosa chatarra para consumir y puedes contar con tener uno a la mano en cualquier momento que lo necesites. Pero algo en lo que pocas veces nos detenemos a pensar es que su red de tiendas es tal que la cantidad de gente que circula por ahí puede ser excelente material para estudios de mercado. Basta con echarle un vistazo a la comparación de resultados de 7-election en sus años de lanzamiento:

Elección 2000
7-ElectionVotantes
George W. Bush21%48.4%
Al Gore20%47.9%
Elección 20047-ElectionVotantes
George W. Bush51%50.7%
John Kerry49%48.3%
Elección 20087-ElectionVotantes
John McCain46%45.7%
Barack Obama52%52.9%

Obama ganará las elecciones, dicen los vasos de 7-eleven

Fotos: Buzzilla, Gawker y Adweek