La versión blanca de este postre de diseño se parece mucho a la Luna, hasta en los cráteres. De hecho, la textura del concepto, bautizado con el nombre de Ice Moon, está que ni mandada a hacer: se trata de una especie de homenaje que los diseñadores de Doshi Levien rinden a Häagen-Dazs, un pastel de helado que se ve sensacional y que seguramente es delicioso. La idea es que se presente en el Reino Unido, durante la próxima temporada navideña.

No hace mucho les revelábamos el secreto de cómo preparar helado con sólo dos ingredientes. Puedo apostar a que el proceso para la preparación de estas lunas rellenas fue bastante más complicado. Además de la versión blanca, existe otra de color naranja, también con deliciosos cráteres. Nipa Doshi y Jonathan Levien, los diseñadores responsables, dicen que sus principales inspiraciones para este proyecto se encuentran en aquel filme de Georges Méliès de 1902, Viaje a la Luna, en los trabajos surrealistas del pintor armenio Léon Tutundjian, en una canción infantil del cine de la India y en las formas esféricas de algunos pasteles de helado. "La idea de la luna proviene de diferentes orígenes y tiene elementos de fantasía, aventura e imaginación", explican.

Todo esto es interesante, sí, pero ¿a qué sabe la luna de Doshi Levien para Häagen-Dazs? La versión blanca tiene una base de pastel de pistache, capas de helado de nuez de macadamia y merengue, y una cobertura de helado de frambuesa. La versión naranja, tiene chocolate crujiente en la parte de abajo, capas de helado de nuez caramelizada y una cobertura de helado de vainilla. No he probado ninguna de las dos, pero ambas suenan como orgasmos al paladar, en especial si consideramos que los helados de la marca son garantía.

Los diseñadores mencionan que es la primera vez en toda su carrera que trabajan en un prototipo comestible. Sería interesante que su prototipo fuera comestible también para personas de otros países, que Häagen-Dazs comercializara el concepto y lo pusiera de venta en sus tiendas a lo largo del mundo. Estoy segura de que sería un éxito. Pero dudo mucho que suceda.