Chanel No. 5, ese perfume que es también un icono, ha sido mostrado al mundo con los rostros de Catherine Deneuve, Nicole Kidman, Audrey Tautou y otras afortunadas. Hace no mucho, la casa Chanel anunció que Brad Pitt sería el próximo representante del perfume: un hombre barbado y corpulento como imagen de lo que algunos consideran el emblema de la feminidad. Les mostramos el anuncio en video, a ver qué les parece. Y les contamos un poco sobre las críticas que ha recibido.

Las opiniones no se han hecho esperar: algunos consideran que éste es el spot "más falto de glamour y soso que se ha visto en años", que se tenían expectativas altas y que ahora, que vemos a Brad Pitt ahí parado, hablando del tiempo y de quién sabe qué otras cosas, el público se siente decepcionado. Ah, y que, por si fuera poco, el aspecto físico del actor deja mucho que desear, pues se muestra desgarbado y con ropa sumamente ordinaria. Otros declaran que el video representa "el aroma del desastre" y que es injusto que Pitt haya recibido tanto dinero a cambio de pararse en esa esquina y recitar palabras sin sentido. "El peor anuncio de Chanel en su historia", se dice, así de plano. Y otros más hasta publicaron caricaturas en que el actor aparece con tubos y las uñas pintadas, tal vez porque la idea de que un hombre (y uno tan varonil) se convierta en la imagen de Chanel No. 5 les parece heterodoxa. Como sea, la caricatura es simpática.

Brad Pitt para Chanel, con tubos y uñas pintadas

Lo que la casa francesa busca con esta nueva campaña, asegura, es un cambio de perspectiva que permita mantener vigente la leyenda:

Es la primera vez que tenemos a un hombre hablando de una esencia de mujer. Creemos que el anuncio es un juego de seducción entre un hombre, una mujer y el perfume en sí. No. 5 es nuestra fragancia estrella y estamos deseando hacer la inversión para mantenerla así.

Y vaya que Chanel invirtió dinero en el asunto. Se dice por ahí que Brad Pitt recibió siete millones de dólares por la campaña, así, con un spot tan cortito y tan poco satisfactorio para la mayoría. Y claro que es un exceso, puesto que sólo tuvo que pararse frente a la cámara y pronunciar unos cuantos enunciados, echar mano de esas expresiones faciales que se ven tan de todos los días y que le salen tan bien. Pero, así como lo ven, el video fue dirigido por Joe Wright (Atonement, Orgullo y prejuicio) y las fotos que veremos en las revistas corrieron a cargo de Sam Taylor-Wood.

Brad Pitt, imagen de Chanel 5

Hay más críticas negativas que positivas por todos lados. Pero, desde mi punto de vista, Chanel lo logró de nuevo. A Brad Pitt le han sentado bien los años, tiene una dicción envidiable, y su rostro consigue expresiones magnéticas. Basta con colocarlo ahí, paradito, ponerlo a pronunciar unas cuantas líneas que todas moriríamos porque nos dijeran alguna vez. Y listo, el anuncio está terminado, lo cual no quiere decir que no haya mérito en su realización. El director apeló a la simplicidad, se trata de una intención y no de un descuido, porque sí alcanzan a notar lo evidente, ¿cierto? No me parece "soso" ni "falto de glamour", sino básico. Y por eso funciona.

Por otra parte, el spot contiene los mismos elementos que hemos visto en los anuncios de Chanel No. 5 a lo largo de la historia: un personaje seductor, palabras que se pronuncian con ensimismamiento exhibicionista, miradas provocativas que, además, se dan el lujo de parecer discretas... Sólo que ahora el protagonista es un hombre. No cualquier hombre: Brad Pitt. Pero, fíjense bien, el anuncio no es tan distinto de los demás, y resulta lógico que la estética sea más elemental y más sobria, porque tenemos la tendencia a asociar la personalidad masculina con la sobriedad (aunque en el mundo real las cosas funcionen de otro modo).

El "juego de seducción" de que hablan los representantes de la marca verdaderamente sucede. ¿O soy la única que se inquieta cuando el actor dice "but wherever I go, there you are, muy luck, my fate, my fortune" (pero a donde quiera que vaya, ahí estás, mi suerte, mi destino, mi fortuna? Y todo con esa mirada que parece no poder consigo misma, como si el hombre lo estuviera pensando mal, como si quedara vulnerable sólo de pensar en la fragancia que, a todos nos queda claro, es en realidad una mujer.

Un poco de crédito al actor y a los realizadores, aunque sea, por favor.

Brad Pitt, Chanel 5, Inevitable