No sé si el concepto ya había sido introducido por alguien más, o si es mérito exclusivo de Outdoor Technology, pero se trata de una buena idea. Turtle Shell es un altavoz inalámbrico, portátil, perfecto para colocar en la bicicleta, de manera que sea posible escuchar música y pedalear al mismo tiempo, sin necesidad de llevar audífonos. El nombre del dispositivo (caparazón de tortuga) alude a su diseño y a su versatilidad: el altavoz es resistente al agua y el polvo, incluso soporta golpes. Puede montarse sobre el manubrio de cualquier bici y usa Bluetooth para conectarse con teléfonos móviles o reproductores de música que se encuentren a una distancia de hasta 30 metros.

Altavoces Turtle Shell

No estaría nada mal contar con un altavoz que se monte en el manubrio de la bicicleta, que pueda llevarse en la cintura durante una caminata (o durante la realización de saltos y piruetas, como sucede en el video promocional). Eso es justo lo que se propone Turtle Shell, que además cuenta con un micrófono integrado, para que los usuarios puedan hacer y recibir llamadas. Si, en lugar de conectar tu dispositivo mediante Bluetooth, prefieres hacerlo físicamente, también se puede, porque este altavoz para exteriores tiene una entrada de 3.5 mm. Por lo visto, los chicos de Outdoor Technology, pensaron en todo.

Altavoces Turtle Shell, colores

Como muchas de las buenas ideas que les mostramos por acá, este altavoz de alta resistencia se encuentra en campaña de financiamiento en Kickstarter, de manera que todavía no puede adquirirse en el sitio oficial de Outdoor Technology. Sin embargo, se espera que su precio comercial sea de unos 150 dólares. Y, si tienes muchas ganas de adquirir uno, puedes hacerlo mediante la campaña, por un precio menor (99 dólares).

Aparte de que estos altavoces prometen, hay que señalar que el video para anunciarlos es un acierto. No se pierdan a este señor que hace trucos en patineta, en bicileta, que brinca por los aires y demás.