Anoche, en una casona antigua de la colonia Roma, una de mis favoritas en la ciudad de México, la firma Tous celebró la presentación de Rose, su bolso más emblemático. El lanzamiento constó de una recepción bastante mona y de la proyección del anuncio promocional, una especie de cortometraje, una historia de amor que sucede en las calles de Barcelona y que muestra al bolso en diferentes colores. A continuación, mis impresiones sobre el bolso, la fiesta de presentación y el video.

Sobre el bolso. Para nada soy fan de la marca (de hecho le tengo reservas y lo que le sigue) pero hay que reconocer que es un accesorio bastante adaptable. Su diseño es atemporal, por lo que puede durar mucho tiempo en el guardarropa de quien lo elija, y seguir funcionando. Es para usarse más bien de día, y es cierto que la tendencia de la temporada apunta hacia el clutch y la cartera, que los totes no van muy bien con las propuestas actuales. Pero el bolso no es tan grande, sirve perfecto para ir de compras y viene en colores interesantes: algunos vivos, otros más clásicos. De acuerdo con la filosofía de la firma, está hecho de forma artesanal. En lo personal, me quedo con otros diseños y otras marcas, aunque hay que reconocer que es un accesorio bien hecho y fácil de combinar. Es una buena opción para las más conservadoras (de cuyo conjunto salgo, definitivamente).

Sobre la fiesta. Todo de buen gusto, y divertido. Muchas rosas color de rosa por todos lados, champaña pinot rosé y pinot blanc (de las que abusé un poco), bebidas diversas, bocadillos interesantes y hasta un performance que consistió en una chica vestida de negro, cantando "Diamonds Are A Girl's Best Friend", al estilo de Marilyn Monroe. Eso, fue una fiesta muy femenina y en tono rosado, era difícil no pasarlo bien. El DJ y los bartenders (dos guapos que por cierto eran gemelos) llevaban sombreros de copa y sonreían a la menor provocación. El oso-botarga que protagoniza el video (ya lo verán a continuación) recibía a los invitados en la entrada, llevando globos en la mano, lo cual resultó bastante congruente con la proyección. La música, a buen volumen, aunque el setlist pudo ser más afortunado.

Sobre el cortometraje. La personaje trabaja en una galería, carga con su perrito en el bolso y busca al amor de su vida: un cliché agradable y funcional. Es tímida (o al menos creo que a eso se refiere cuando usa tan mal la palabra "vergonzosa") y despistada, como todas nos hemos descrito alguna vez. Lo simpático del asunto es que termine enamorada de un oso de peluche. No sólo es simpático, también es encantador, hay que reconocerlo. Sin embargo, su outfit del desenlace, insisto, hubiera combinado mucho mejor con un clutch, así que habría sido preferible si la escena hubiera ocurrido en el día. De todos modos, los outfits del video, en general, no son su mayor fortaleza (aunque deberían).

Nada mal para tratarse de Tous. Fue una linda forma de aderezar mi viaje al DF. Asómense a ver las fotos de la presentación y del bolso en diferentes colores. A ver qué les parece.