Hace dos días, la galería okupa Tacheles, en barrio Mitte de Berlín, fue desalojada. Este edificio albergó artistas alternativos durante 23 años: pintores, escultores, fotógrafos, músicos, DJs, bailarines, artesanos de Alemania y el resto del mundo. En su tercer piso vivían y trabajaban creadores Chile, Bolivia, Perú, México y otros países de Latinoamérica. De acuerdo con el gobierno regional, el espacio será remodelado y seguirá funcionando como un centro cultural. Sin embargo, resulta imposible no lamentar el desalojo de este edificio emblemático en el corazón de Berlín.

Tacheles, galería okupa

El edificio fue inaugurado en 1909. A lo largo de los años, funcionó como sede de oficinas del sector agrícola y del régimen nazi y hasta como almacén de materias primas. En 1990, un grupo de okupas se instaló en él y lo dividió en seis plantas: áreas de trabajo, de creación, de estudio, de venta de obras. El Tacheles incluso tenía un cine, un teatro, un bar llamado Zapata y un espacio para fiestas y presentaciones de DJs. Su ubicación, sus muros grafiteados, la gran cantidad de artistas que vivieron y trabajaron en él (un poco a la mala, pues eran okupas), hicieron de él un símbolo de la transgresión, del arte alternativo.

El proceso de clausura comenzó en febrero: hubo manifestaciones, quemas simbólicas de obra artística, cartas, pliegos petitorios. En junio los artistas del Tacheles enviaron una carta al alcalde de la ciudad. "Habría sido fácil salvar el centro creativo de Berlín del desmantelamiento y la destrucción especulativa. Usted no ha cumplido conscientemente esta tarea", fue su acusación.

Algunas opiniones aseguran que no es para tanto, que el recinto era un atractivo turístico en Alemania, pero que su contribución al panorama artístico y cultural estaba más que estancado. Como haya sido, el Tacheles recibía medio millón de visitantes al año, y en sus 30 estudios los pintores, fotógrafos y músicos trabajaban con libertad creativa. Por supuesto que el hecho representa una pérdida. El arte alternativo del mundo se despide de uno de sus iconos.

Galería okupa Tacheles, Berlín

Fotos: viajeros.com, Momó Díaz