Coca-Cola se hace de un chef y un escenario móvil, y tiene la buena idea de generar un comercial en línea bastante atractivo, basado en la importancia de compartir los alimentos, como parte de la estrategia Let's Eat Together. Las campañas publicitarias de Coca-Cola suelen ser acertadas: no hace mucho les mostrábamos este video que reúne imágenes captadas con cámaras de seguridad y que sostiene que todavía existe gente buena en el mundo. Esta vez se trata de explotar la convivencia y la cocina tradicional, por medio de una cena bien preparada y servida en una pequeña plaza de Nápoles. Muchas botellas de Coca-Cola, mucha comida para celebrar que se está cenando en compañía. Claro que la propuesta está estereotipada, pero no importa. La campaña es llamativa y tiene ese aire cálido de los viejos comerciales navideños de la marca.

Let's Eat Together, aplicación en Facebook

El concepto está basado en una aplicación de Facebook, diseñada para propiciar las comidas y cenas en grupo. Se trata de elegir a un "embajador" (un chef) para que invite, de parte nuestra, a alguno de nuestros contactos a comer. Entonces, la aplicación arma una invitación en video, en que se especifica el menú, la hora y el nombre del evento, para que el chef se lo notifique a nuestro invitado. La aplicación también incluye algunas recetas y un conjunto de beneficios de comer en compañía.

Aunque el anuncio y la campaña parecen efectivos, no han tenido mayores ecos en las redes sociales. Habría qué preguntarnos por qué y qué es lo que determina el éxito de una campaña publicitaria. El video oficial no cuenta con tantas visitas en YouTube como se esperaría, y los comentarios al respecto provienen sólo de especialistas en publicidad. Para la realización del video, se reunió a un centenar de personas, que seguramente la pasaron bastante bien en esa placita napolitana, pero no se hizo el suficiente ruido al respecto: no hay un hashtag en Twitter ni vimos noticias que cubrieran la celebración. ¿A qué debemos atribuirlo?