El MakerBot Mixtape se trata de un pequeño reproductor musical con capacidad de 2 gigas, el tamaño perfecto para meterle archivos de audio a 320 kbps con VBR con una calidad de audio épica, una batería con 4 horas de vida, salida de audio para audífonos y una carcasa con forma de casete con un diseño fiel y totalmente retro. Lo único que lo delata son tres botones mínimos para avanzar el audio, pausar, y rebobinar, con ese efecto de sonido que tienen los viejos reproductores de cinta.

Su funcionamiento es muy sencillo. Tú transfieres los archivos de audio mediante un cable USB, mismo que conectas de tu ordenador a la entrada para audífonos del casete. Eliges qué canciones agregar; en un simple drag & drop transfieres la música al MakerBot y listo, está listo para ser regalado. La belleza es que además puedes elegir el orden de las melodías si antepones un número al nombre del archivo mp3. De lo contrario el dispositivo los reproducirá en orden alfabético.

"Extrañaba la experiencia táctil de esos primeros gadgets electrónicos personalizados con los que crecí, y en verdad quería lograr una nueva experiencia que pudiera recrear eso", señala John Briscella, cocreador de MakerBot Mixtape junto a Matt Kroner.

Es posible comprar este juguete en dos modalidades: La armada y lista para añadirle música, con un costo de 39 dólares, o en un kit para armar, donde podrás ensamblar todos los componentes del gadget hasta darle la forma de casete, este tiene un costo de 25 dólares.

El viejo arte de crear mixtapes en audio casetes se ha ido perdiendo poco a poco con el tiempo, a la fecha le sobrevive esa variable digital que conocemos como playlist, pero su concepción no involucra ni remotamente el mismo ritual artesanal que te exigía la vieja cinta, para buscar y grabar (con una calidad de audio apenas decente) algunos temas grabados en exclusiva para alguien especial. El MakerBot Mixtape intenta revivir esa sensación, y creo que lo logra. Es un regalo perfecto para cualquier amante de la música.

Fotos:MakerBot Mixtape