Se trata de LIFX, un proyecto lanzado en Kickstarter que en tan sólo tres días logró superar su meta inicial de 100 mil dólares para financiamiento, superando toda expectativa y alcanzando los 800 mil dólares y contando. ¿Cuál es la cualidad atractiva de esta idea que ha atraído a tantas personas? Su simplicidad: Se trata de una bombilla ahorradora con un chip integrado gracias al cuál podrá conectarse a tu iPhone o Android para controlar los niveles de iluminación, su encendido, e incluso, el color de la luz.

Es un perfecto ejemplo de una idea sencilla que todo mundo está dispuesto a pagar por ella. La interfaz de los dispositivos móviles hacen posible una gama amplia de tareas, muchas más que las capacidades de un simple interruptor manual.

"LIFX responde a una necesidad clara y verdaderamente atrasada. Todo el mundo necesita bombillas. Pero las existentes se basan en una tecnología arcaica que actualmente amenazan nuestro medio ambiente. Los focos consumen aproximadamente el 20% de la electricidad en los hogares de todo el mundo. Por lo cual tienen que ser más eficientes, más inteligentes y duraderos. En el siglo XXI, las personas necesitan una iluminación que coincida con la cultura inteligente y la sensibilidad ecológica-consciente que vivimos en nuestros días."

Es la visión bajo la cuál Phil Bosua inventó el LIFX, con la meta firme de crear una bombilla inteligente que pueda remplazar todos los focos que tenemos en nuestro hogar. Es idealista y eco-friendly, ciertamente, pero para ser honesto la gran ventaja que yo le veo en mi caso, por ejemplo, es que yo soy de esas personas que gustan mucho de leer antes de dormir. Cuando moví la cama de lugar el interruptor de la energía eléctrica quedaba justamente al otro la de la habitación, por lo que tuve que comprar una lámpara de lectura. Con un LIFX sería bastante más cómodo, usar sólo un foco en el cuarto, apagarlo con el móvil sin necesidad de levantarse, dulce pereza, pues.

LIFX, un foco que puedes controlar desde tu smartphone
Fotos: Kickstarter