Es un sueño, un espejo, una pesadilla, un reflejo, todo y nada. IRIS, la instalación creada por el estudio artístico coreano Hybe es una obra cautivadora a la par que desconcertante. Con lo último en tecnología LCD se trata de una matriz digital de puntos reactiva al movimiento. De manera que cada panel proyecta un punto que se mueve en razón de la cercanía de objetos y personas, dibujando figuras, patrones, y a la distancia adecuada, proyecta una silueta digitalizada de la persona que se plante frente a su pared.

Changmin Han el creativo detrás de este invento comparte cómo fue que llegó a montar ésto:

"Un día miraba sobre mi escritorio un reloj digital transparente con una cinta negra de cristal líquido. Me di cuenta de que sería un lienzo digital único si pudiera encontrar la forma de alargarlo"

Y lo hizo, el secreto estuvo en la idea de crear esta planilla cuadriculada de LEDS en cristal líquido. La misma tecnología al ser en tonos negros consume muy poca energía por lo que incluso se podría considerar una instalación eco-friendly ya que supuestamente gastaría menos energía que una batería de iPhone.

Iris, un espejo interactivo que convierte tu reflejo en pixeles

La Cuestión aquí, y lo que debo confesar que me mantiene desconcertado es la parte inicial del video, podemos distinguir algunas proyecciones y patrones, pero la estética de la pantalla invita a sentirse perturbado. Luego la parte donde los visitantes ven su sombra reflejada en pixeles es fascinante, pero ¿alguno de ustedes notó el Kinect de X-Box que está discretamente instalado debajo de la pared de LEDS?

Este es el otro secreto de esta instalación, a final de cuentas la pared funciona como una pantalla que proyecta lo que capta la cámara del dispositivo, muy similar a la cámara del GameBoy.

Tecnología de finales de los 90 que aquí luce futurista.

Lo amé.
Iris, un espejo interactivo que convierte tu reflejo en pixeles