La estatua de la libertad, el monumento más representativo de New York (y probablemente del mundo), había estado cerrada al público a su interior durante los últimos meses, debido a unos arduos trabajos de remodelación, una intervención que tuvo un costo de 27 millones de dólares, lo cierto es que ella merece cada centavo de eso. No en vano la señorita tiene ya 126 años de edad.

El 28 de octubre es la fecha en la que volverá a abrir los interiores de su toga para que todos los turistas de la ciudad más cosmopolita puedan visitarla y conocerla por dentro. Para serles honesto yo nunca he ido, pero si hubiera viajado al monumento en estos días y me encontrase con la puerta cerrada habría resultado muy frustrante. Supongo que muchas personas se llevaron ese chasco, de hecho se estima que al año este lugar recibe la visita de 3.5 millones de personas.

La estatua de la libertad volverá a recibir visitantes a partir de octubre

Aun así, a partir de su reapertura el acceso seguirá siendo restringido relativamente, ya que sólo podrán entrar periódicamente en grupos limitados de personas y con previa reservación de su espacio, ya que aún estarán dando los detalles finales a su reconstrucción de aquí hasta finales del año. La idea es justamente que para la celebración de año nuevo la dama esté inmaculada para recibir el 2013.

Entre las renovaciones de los interiores encontraremos un nuevo ascensor, escaleras e instalaciones adaptadas para poder recibir a personas en silla de ruedas y subirlas hasta el pedestal del interior. El acceso a la cabeza seguirá cerrado hasta que completen al 100% su trabajo.

Si les ha seducido la idea de conocer este monumento ahora que estrena nuevos interiores, pueden ir reservando su boleto desde internet.

Es casi un pecado que vayan a la gran manzana sin conocer a su reina.

La estatua de la libertad volverá a recibir visitantes a partir de octubre

Fotos:Terry's Contemplative Bits y Wikipedia