¿Se acuerdan de la tornamesa de juguete de Fisher Price? Era un juguete setentero, un tocadiscos que, más bien, funcionaba como caja musical, con ese mismo sonido de los alhajeros de las abuelas. Su gracia consistía en que había varios discos de plástico, de colores vivos, que se colocaban para escuchar "canciones" diferentes, "Twinkle Twinkle Little Star", "Humpty Dumpty", cosas por el estilo. Partiendo del formato y de la idea, el hojalatero británico Fred Murphy hizo discos idénticos a los originales, listos para ser reproducidos por una tornamesa Fisher Price. Las melodías que suenan al ponerlos son el tema de Star Wars y "Starway to Heaven" de Led Zepelin.

Discos Fisher-Price, tocadiscos

No sabemos si por ocio o por una legítima nostalgia del juguete, pero Fred Murphy puso sus manos encima de los originales discos de plástico de Fisher Price y los dejó listos para reproducir dos melodías al más puro estilo de las cajas de música. Lo que hizo fue conseguir las piezas en línea y, a partir de ellas, hacer sus propias "grabaciones". Se valió de una máquina CNC (de control numérico), de ésas que usan para modelar metales: ebanistas y carpinteros las ubicarán perfecto. Para mí todavía son novedad. El asunto es que cada disco lleva una especie de patrón que facilita la reproducción por parte de la tornamesa, y aquí es donde entra el mérito de Murphy: tuvo que crear dicho patrón en la superficie de cada disco, y no creo que haya sido fácil.

De todos modos, y por si alguno de ustedes está interesado en imitar el proceso, este generoso inglés nos explica cómo le hizo para poner música en cada unidad plástica. Definitivamente, yo jamás me lanzaría a una misión semejante, pero tengo que reconocer que me enterneció escuchar la música en el video. Nuestra afición por los objetos vintage está alcanzando niveles insospechados de complejidad. Sí me gusta.

Discos Fisher-Price, Stairway to Heaven