El chai latte, también conocido como masala chai, es una de las bebidas más terriblemente deliciosas que hayan existido jamás. Es decir, si está bien preparado, porque el de Starbucks suele decepcionarme y el de otros cafés es demasiado dulce. El mejor que he probado vive en el café del Centro Cultural del Bosque, en la ciudad de México: es una palangana de té, es una merienda (porque es enorme) y es una exquisitez.

¿Quién quiere aprender a preparar chai latte en casa? Podemos intentarlo con ayuda de este video, producido por High Beam Media, que explica detalladamente los ingredientes que necesitaremos y el procedimiento a seguir. Total, si el resultado nos decepciona, siempre existe la posibilidad de salir corriendo al Centro Cultural del Bosque, o al café-refugio de nuestra elección.

De acuerdo con esta receta, el chai latte está hecho con un conjunto de ingredientes que le dan ese sabor ligeramente picante:

  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 7 semillas enteras de cardamomo
  • 1/2 clavo de olor
  • 1 pizca de canela
  • 2 cucharaditas de té negro

Además, se necesita una taza de leche, una taza de agua, dos cucharadas de azúcar, un mortero, una olla de buen tamaño (no olvidemos que, al hervir, la leche suele hacer espuma y podría derramarse).

Primero, hay que poner en el mortero las semillas de cardamomo (tienen una cáscara que debemos retirar previamente), el clavo y la canela. En cuanto a ésta, se recomienda colocar sólo la mitad de una rajita, y que sea molida con los demás ingredientes. Cuando las tres cosas están molidas, tenemos ya la mezcla masala que dará sabor al chai.

La leche y el agua se ponen en la olla. Se agrega la mezcla masala junto con el azúcar y el té negro y se deja hervir. Se añade el jengibre. Es necesario bajar la lumbre mientras todo hierve. Cuando la mezcla suba demasiado en la olla y parezca que va a derramarse, hay que remover y apagar el fuego. Debemos dejar que la espuma suba y baje unas tres veces por lo menos, porque esto hace que los ingredientes queden bien mezclados.

Por último, hay que usar un cedazo al momento de servir el té. La receta rinde dos porciones. Se me hace agua la boca nada más de explicarla. No se pierdan el video, que deja todo mucho más claro. Salud.

Foto: Arctic Garden Studio