Existen diferentes tipos de regalos encantadores: los que nos sorprenden, los que coinciden con nuestras búsquedas ancestrales, los que nos gustan caprichosamente, porque quien los seleccionó tuvo buen tino. Y también están esos otros regalos pequeños y más bien simbólicos. Los regalos DIY entran en ese conjunto. Su encanto consiste en que fueron hechos para ocasiones especiales, y al usarlos o mirarlos, es imposible no pensar en esa persona que los hizo para nosotros.

Alguna vez te dijimos cómo hacer un colgante tipográfico de plástico encogible. Ahora se trata de hacer un collar de origami que no requiere mayor inversión y que tiene buen aspecto. Pero, sobre todo, puede funcionar como uno de esos objetos curiosos, personalizados, que nos gusta dar y recibir. Pon atención a las instrucciones.

Origami, collar terminado

Materiales

  1. Papel del color que prefieras (con una o dos hojas tamaño carta es suficiente)
  2. Pegamento líquido transparente
  3. Una cadena cualquiera
  4. Aerosol transparente

La cadena, de hecho dejará de ser cualquiera en cuanto le pongamos las manos encima y la revistamos con la magia de la personalización y las buenas intenciones. Incluso se puede comprar las argollas y el broche por separado, y la inversión será todavía más pequeña. Pero seguramente tendrás una de estas cadenas por ahí guardada (o arrumbada). Si optas por lo segundo, divídela en dos con ayuda de unas pinzas. Ya las juntarás de nuevo cuando el pendiente de origami esté listo.

Origami, cadena para el collar

Procedimiento

Primero, hay que cortar el papel: necesitarás 7 cuadrados de 4 x 4 cm. Dobla cada cuadrado como si fuera un acordeón, de manera que su forma quede ya no como un cuadrado sino como un rectángulo. Dobla este rectángulo por la mitad y, posteriormente, dobla cada mitad de nuevo, hasta que las unidades sean demasiado pequeñas para seguir doblando. Pega los extremos con el pegamento para que queden pequeños abanicos que deberán lucir más o menos así:

Origami, papel y pegamento

Pega los pequeños abanicos unos con otros, de manera que uno mire hacia arriba, el otro hacia abajo, y así sucesivamente. Cuando el pendiente de origami esté listo, rocíalo con una capa de aerosol transparente para que quede protegido.

Sujeta las cadenas a cada extremo del pendiente. Coloca el eslabón de la punta en medio de los dobleces, agrega una gotita de pegamento y aprieta hasta que quede sellado.

Origami, collar puesto

Aquí tienes el resultado. La verdad es que se vería mucho mejor colocado en mitad de un escote, pero cada quien usará el collar como mejor le convenga.

Consíguete una caja mona, acomoda el collar en su interior, anota algo lindo en una tarjeta y tendrás el regalo listo. Tu amiga quedará conmovida.