Chan-wook Park, ese sólido representante del nuevo cine surcoreano, que nos sorprendió hace casi diez años con Oldboy, llega a Hollywood con Stoker, un filme de suspenso protagonizado por Nicole Kidman, Matthew Good y una Mia Wasikowska casi irreconocible, si comparamos su aspecto con el de la Alicia de Tim Burton. Asómense a ver el tráiler y díganme si no.

Stoker cuenta la historia de una viuda (Kidman) llamada Evelyn que, tras la muerte de su esposo, recibe la visita de Charlie (Goode), hermano del difunto. La hija de Evelyn, India (Wasikowska) será la encargada de notar que tras la apariencia amable de su tío se esconde un pasado perturbador. En el trailer intuimos una relación triangular, inquietante, con algunas reminiscencias al cine de Hitchcock. Lo que vemos provoca angustia, mucha, y nos deja con ganas de más: un trailer con planos impresionantes, muy prometedor.

La película fue escrita por Wentworth Miller, el actor principal de la serie Prison Break. Sí, aquel muchacho mono que interpretaba a Michael Scofield. Caras y cuerpos vemos, talentos no sabemos. Él mismo reconoció que su guión está influido por La sombra de una duda, el clásico de Hitchcock, de manera que podemos prepararnos para ver una buena dosis de manipulación, crimen y maldad, a partir del marzo próximo, que es cuando se estrenará la película.

Tres comentarios aparte, prescindibles pero más o menos relacionados con el tráiler y el director:

  1. ¿Recuerdan cuando Nicole Kidman era poseedora de esa belleza fresca y natural, como de virgen? Qué tiempos aquellos.

  2. ¿Qué ocurre con el nombre de Chan-wook Park? ¿Por qué algunos lo llaman Park Chan-wook? ¿Es como decir Belinda Lorenzana y Lorenzana Belinda o responde a otra lógica? Me incomoda que el nombre de alguien tenga una doble disposición.

  3. No importa qué tan talentosos sean los actores de un reparto: cuando la hija es menor en estatura que la madre, el contrato de verosimilitud se me rompe, porque es muy raro que el hecho suceda en la vida real. Si hay una intención narrativa en ello, puedo arreglármelas. De lo contrario, mi mente se distrae de la trama para pensar en las estaturas y su incongruencia. El defecto se encuentra en las películas de los mejores directores. Chan-wook Park, por ejemplo.