A principios del año salió a la luz el diseño conceptual de un mouse que provó furor e incertidumbre, se trata del Level 10M, un dispositivo que se supone estaba siendo desarrollado por los chicos de Thermaltake, especialisistas en este tipo de terminales, trabajando en conjunto con ni más ni menos que la BMW, con el objetivo común de crear el mouse definitvo para video jugadores que revolucionaría la industria.

Pues no se trata más de una idea, el Level 10M ya es una realidad, y una un poco costosa.

Con su look futurista, y un montón de innovaciones creadas por gamers para gamers, creo que es uno de los juguetes más interesantes que se han hecho en este terreno, Kai Schäfer, un videojugador profesional fue el sujeto principal que aportó ideas y horas de prueba para ir detallando este mouse extremo.

Su diseño remite a la figura de un auto de carreras, pero cada detalle y botón está ahí más allá del factor estético con el objetivo de garantizar el mejor performance para juegos del tipo FPS (First-Person Shooter), RTS (Real Time Strategy) y simuladores de carreras (obviamente, ¡lo hizo la BMW!).

La superficie sobre la que se posa la mano puede ser ajustada en inclinación y altura, para adaptarse perfectamente a la mano del jugador, cuenta con una serie de botones programables para no tener que depender totalmente del teclado y sus comandos. Las ranuras de su diseño permiten ventilar la palma de la mano. La precisión de su movimiento es elevadísimo y por si fuera poco también se ilumina de distintos colores.

El terreno de los videojuegos para ordenador es un campo de batalla que le pertenece a los hardcore gamers, una clase única y exigente de individuos que de acuerdo al estereotipo siempre usan gafas con aumento (por pasar tantas horas frente al monitor), acné y beben cantidades industriales de Mountain Dew. En el mundo real no es tan cierta esa imagen, pero algo con lo que invariablemente son exigentes e implacables es con la respuesta de su mouse.

Así que no dudo ni un poco que estén dispuestos a pagar 100 dólares por este bebé.

Fotos: Engadget