Se trataba de proyectar la identidad corporativa de la catedral de Norwich (una labor curiosa de por sí, puesto que el recinto no es precisamente una empresa), así que la agencia de diseño y publicidad The Click llegó al rescate y sugirió la creación de una Biblia de marca, un manual de lineamientos corporativos que luce justo como algunas ediciones del libro sagrado, y que contiene un conjunto de aspectos elementales, relacionados con el personal a cargo y el cliente, expresados a partir de un discurso religioso. No creo que sea el caso, pero pareciera que los chicos de The Click estuvieran burlándose un poco.

No es la primera vez que la catedral inglesa de Norwich acude a la agencia The Click. En 2009, este grupo de creativos diseñó la identidad corporativa del recinto. Es en serio: esta catedral tiene una identidad corporativa, como si de una marca se tratase. Desconozco si hay otras en las mismas condiciones. Para como lucen los panoramas de los últimos tiempos, seguramente sí, sobre todo porque las catedrales son importantes atractivos turísticos.

El asunto es que la catedral de Norwich quedó contenta con el trabajo de la agencia y volvió a solicitar su ayuda, esta vez para reunir sus lineamientos corporativos en un libro. Por eso, The Click decidió bautizar el producto con el nombre de Norwich Cathedral Brand Bible, y explicar todo lo necesario empleando un discurso muy parecido al que encontramos en las Biblias de verdad.

Por lo visto, los creativos a cargo se divirtieron bastante durante el proceso, pues se dedicaron a convertir todo ese branding al discurso que tendría Dios Padre si fuera experto en el tema. La actitud relajada* de las autoridades de la catedral merece un aplauso o algo. Estoy segura de que los obispos de mi ciudad tomarían la iniciativa como una ofensa gravísima, y se encerrarían a hacer berrinche en la sacristía.

Echen un vistazo a la galería, que contiene fotos del libro y su interior.