La relación entre el consumidor y los productos y las marcas que elige es, en algunos casos, una relación patológica: a veces pareciera que la gente está dispuesta a comprar cualquier cosa que una determinada marca quiera venderle, la preferencia por una marca se convierte en fidelidad y la fidelidad termina convertida en ceguera. As Real As It Gets es una exposición que se propone abordar los hábitos del consumidor desde la óptica de un conjunto de marcas y productos ficticios, ya sea porque fueron creados especialmente para la muestra o porque fueron tomados del cine o la literatura. Se trata de reparar en el consumismo y de divertirse (o incomodarse) con esos productos posibles que se instalan en los extremos.

As Real As It Gets es una exposición organizada por Rob Walker, autor de algunos libros y colaborador en la New York Times Magazine, quien se dio a la tarea de reunir a un grupo de artistas, diseñadores, escritores, músicos, empresas y hasta una organización gubernamental. El objetivo es abordar la relación del público con esas marcas hipotéticas que pueden llegar a resultar tan absurdas como nuestros hábitos de consumo.

Por un lado, la propuesta de Walker se burla de lo ilógico de algunos productos y campañas, por otro, aprovecha las posibilidades creativas del material comercial y publicitario que, de todos modos, funciona como una manifestación cultural. Sólo contamos con un pequeño adelanto de la exhibición, pero en ella podremos ver los jabones hechos con grasa humana de The Fight Club, una cápsula que garantiza la heterosexualidad de los hijos y un anuncio que muestra una sala de estar, inspirada en las papas al horno, en una clara alusión al concepto couch potatoe, por aquello de que algunos estilos de vida son más sedentarios de lo que deberían.

La exposición estará abierta al público del 16 de noviembre al 22 de diciembre, en Nueva York.