Dicen que ligar es complicado, y más aún en estas épocas vertiginosas. Por eso el sitio especializado en citas AdopteUnMec (AdoptaUnChico) tuvo la idea de promover el ligue de una manera poco ortodoxa y bastante divertida. Como parte de su campaña publicitaria, la empresa abrió en París una tienda pop-up, en donde los hombres están casi literalmente a la venta.

¿Se acuerdan de los aparadores con prostitutas en Amsterdam? El concepto es parecido, aunque un poco más cándido porque el sexo no se anuncia tal cual (aunque todos pensemos en eso mientras vemos a los chicos que nos saludan detrás del cristal). Claro que hay cosificación de por medio, pero a estas alturas no creo que estemos en condiciones de preocuparnos demasiado por ello. Estos muchachos, de hecho, me recuerdan a los monitos con los que juegan los niños: esas figuras de acción, dentro de su empaque y todo. La diferencia es que éstos vienen en cajas tamaño humano. Sí, se parecen más a los juguetes de los niños que a Ken, y tal vez eso es parte del encanto.

El asunto es que, desde su aparador, los hombres-mercancía de la tienda dan pequeñas muestras de sus talentos: su habilidad para tocar la guitarra, sus músculos, su mejor ángulo. También habría que cruzar unas cuantas palabras con ellos, porque si se trata de "comprarlos" para una cita, es necesario hablar un poco antes de irse a la cama. Creo.

La tienda estará abierta en París durante los siguientes 10 días, y el concepto será repetido después en otras ciudades francesas. La idea podría parecer excesiva, pero la agencia de citas explica que esta nueva tienda no se sale para nada de sus lineamientos: "AdoptAGuy es un sistema para encontrar pareja que permite a los hombres anunciarse frente a las mujeres como compañeros potenciales, y el ritual ha tenido éxito desde el lanzamiento de la empresa, en 2010." Si lo analizamos, la tienda pop-up hace justo eso, sólo que en vivo, así que no hay por qué sorprenderse.

Fotos: NBC