En algún lugar leí una analogía que comparaba lo que sucedía en la internet con un universo paralelo, que se expande, gira y brilla respirando a su propio ritmo como si se tratara de una suerte peculiar de vía láctea. La red vive y respira a su ritmo, donde cada sitio es un planeta. Supongo que en algo así debió de pensar Ruslan Enikeev cuando creó The Internet Map, un mapa digital que visualiza 350 mil sitios de la red (los más grandes) como si fueran una galaxia.

Cada color representa alguno de los 196 países de donde proviene el sitio, cada sitio está representado con la forma de un planeta y su tamaño es determinado por la cantidad de tráfico que genera entre sus usuarios. La cercanía entre cada planeta está determinada por el grado en el que los navegantes saltan de un planeta a otro, formando así constelaciones. De esa manera por ejemplo el über planeta de ALT1040 está cerca del planeta Monkeyzen, ya que muchos de los lectores de allá también nos visitan acá.

"La red global de internet es un fenómeno de la civilización tecnológica y su excepcional complejidad sobrepasa cualquier cosa que la humanidad haya creado, lo que estamos lidiando aquí es una enorme cantidad de información sin estructura. El mapa de internet es un intento por observar la estructura no visible de la red, vislumbrando su colosal escala".

Es la declaración de su creador sobre este proyecto. En estos días el sitio de Enikeev, un programador y diseñador que inventó este juguete por mera diversión, se ha vuelto auténticamente viral, lo que ha provocado que solicite ayuda con donativos para mantener activo el sitio, ya que el tráfico ha crecido a tal grado que tendrá que pagar miles de dólares en hosting y no está dispuesto a hacerlo, así que el sitio corre peligro de cerrarse.

Por lo pronto aprovechamos para hacer una captura de pantalla del planeta Monkeyzen:

Fotos: The Internet Map