La arquitecta Tara Keens Douglas tiene una colección de vestidos de carnaval, hechos exclusivamente de papel doblado a mano. Esta chica originaria de Trinidad y Tobago se interesó en crear piezas de "arquitectura efímera" que reflejaran el espíritu de las fiestas trinitenses, celebradas cada año antes de la cuaresma.

Tara Keens Douglas - vestido de papel

Se dice que, en Trinidad y Tobago, el tiempo que no es de carnaval se dedica a prepararse para esta fiesta. Es decir que, mientras que el carnaval dura unos pocos días, el resto del año se afinan los preparativos. En los últimos 13 años, Tara Keens Douglas sólo se ha faltado al festejo en tres ocasiones. De hecho, si dejó de vivir en Trinidad fue sólo para asistir a la Universidad en Canadá. Tiempo después, obtuvo un posgrado por la Universidad de Waterloo, en 2011, cuyo proyecto estuvo compuesto por estos trajes de papel, que se proponen crear un puente entre la arquitectura, el cuerpo femenino y la danza.

Tara Keens Douglas - vestido de espaldas

"Soy trinitense hasta los huesos", asegura la joven arquitecta. "Participo en el carnaval cada año. Fue precisamente el carácter frenético de esta celebración lo que me puso a pensar en todo lo que un atuendo es capaz de hacer por el cuerpo: de la desinhibición al hecho de convertirse en alguien nuevo y diferente."

De acuerdo con Tara, cualquier traje (de carnaval o no) es una herramienta de comunicación, un medio para conectar el cuerpo con el espacio, una labor que la arquitectura, desde otros métodos, también es capaz de llevar a cabo. Por otra parte, los atuendos carnavalescos se vuelven a veces transgresores, pues juegan con la identidad sexual, se alejan de las formas convencionales del vestido, apelan a una estética grotesca. Los trajes de Tara se apegan a estas características pero, además, poseen la sutileza y el carácter elemental del papel. Son capaces de vestir y exagerar las formas del cuerpo, pero también de sublimar la figura femenina.

Tara Keens Douglas - traje de carnaval
Tara Keens Douglas - carnaval
Tara Keens Douglas - trajes de papel