Los superhéroes constituyen nuestra mitología moderna, no tenemos a Perseo o Aquiles, pero por ahí andan Tony Stark y Bruce Wayne. Son una proyección desproporcionada y fantástica pero también a su modo pueden ser reflejo y alegoría de nuestra realidad hoy. Ahí tenemos los subtextos interesantísimos sobre racismo y segregación de las primeras cintas de X-Men o los planteamientos de la saga de The Dark Knight, pues existe un (relativamente) nuevo superhéroe listo para contarnos sus aventuras y ser un fiel testimonio de la terrible crisis económica del mundo, se trata de The Unemployed Man y su fiel compañero Plan B.

Creada por Erich Origen y Gan Golan, esta novela gráfica sigue las aventuras de nuestros protagonista luchando contra una bizarra versión bizarra de la Liga de la Justicia la Just Us League.

The Adventures of Unemployed Man el cómic para el futuro desempleado interior

La reseña oficial de la historieta es esta:

Contra toda probabilidad, el paladín sin trabajo Unemployed Man y sus ayudante Plan B se embarcan en una búsqueda heroica por encontrar un empleo, encontrándose a si mismos envueltos en una batalla épica contra The Just Us League, un grupo de supervillanos, entre ellos Recurso Humano, La deuda tóxica, El resbalón rosa y La Mano Invisible.

Es curioso cómo todos los nombres son referencias a factores que provocaron la crisis económica, en si la novela gráfica entra de lleno al campo de la parodia con un estilismo que evoca a las historietas de la post-guerra, esa época dorada que vio surgir a los principales personajes de la Marvel Comics y DC.

La historieta está circulando desde 2010 y a esta altura la base de fans ya es considerable, su costo va desde los 2 hasta los 16 dólares, depende mucho a quién se la compres. Mi personaje favorito fue The Wonder Mother, una personaje que es básicamente un What if patético y decadente de La Mujer Maravilla si se hubiera decidido a tener hijos.

The Adventures of Unemployed Man el cómic para el futuro desempleado interior

Fotos: Graphic Policy y The Huffington Post