Abrir la ventana y contemplar el paisaje, mirar el sol reflejado sobre el agua, frotar tus píes mientras estás acostado, el viento en tu rostro, la estática en la radio, cantar lo que escuchas, los gatos, el silencio de un templo, cocinar un huevo (que ahora está tan caro), el rocío en el rostro, son pequeños momentos que construyen nuestro día, que nos hacen sentir vivos, que involucra la armonía de muchos factores para volverse posibles y que así, en sus pequeñas dosis guardan momentos de vida únicos.

Esos instantes fueron capturados y potenciados en The Pleasure of, un cortometraje realizado por los chicos de la casa productora Vítuc, con base en Luxenburgo e Italia, para demostrarnos que en nuestro día a día hay fragmentos asombrosos y de una experiencia estética única que lamentablemente pasamos por alto:

The pleasure of from Vitùc on Vimeo.

Es un hecho que a veces nos absorbe la vida diaria y perdemos la oportunidad de apreciar estos matices. También me parece innegable que algunas parte de esta secuencia remiten demasiado a Amélie, la película del Director Jean-Pierre Jeunet, sin embargo eso no le resta encanto, ni tantito.

La mayoría de las tomas fueron realizadas con una cámara de video profesional Canon, pero algunas otras secuencias se grabaron utilizando un simple iPhone 4S, parte del reto que vuelve más divertido este video consiste justamente en intentar distinguir cuáles pertenecen a qué cámara, lo cual no es tan sencillo ya que la producción y cuidado en la correción de color es de admirarse.

Sería interesante que nos diéramos la oportunidad de elaborar una lista con esos pequeños momentos mágicos que se nos pasan por alto, seguro habría más cosas e incluso mejores.

Por cierto, ¿reconocieron la canción de Jarabe Palo que suena poco después del principio?

The pleasure of, una antología de pequeños momentos en la vida

Foto: Vimeo