Querido lector:

Si usted está visitando nuestra página desde su oficina o lugar de trabajo lo invito a que realice un breve experimento social e interactivo, es muy sencillo y le tomará sólo unos cuantos segundos. Incluso si se encuentra en su hogar también puede hacerlo, aquí no discriminamos. ¿Está listo? bien.

Tome el teclado de su computadora y sosténgalo con una mano aproximadamente diez centímetros sobre la superficie del escritorio, con las teclas apuntando hacia éste. Posteriormente, con su otra mano, proceda a dar cinco palmadas sobre el teclado, como si lo estuviera nalgueando, con firmeza, y vea el espectáculo aparecido ante sus ojos.

Si lo realizó correctamente, y usted es un Godínez de tiempo completo, probablemente haya descubierto que de su herramienta de trabajo cayeron cosas tales como:

  • Polvo
  • Clips
  • Fragmentos de post-its
  • Restos de frituras de maíz
  • Confeti de su último pastel de cumpleaños en la oficina
  • Comida
  • Algo que no tiene idea qué sea pero da asco

En efecto, el teclado de nuestra computadora es uno de los lugares más sucios con los que estamos en contacto directo a lo largo de nuestro día de trabajo. Por más cuidadoso y pulcro que intentes ser, los espacios entre las teclas son el escondite ideal para la suciedad, y el mayor problema es que limpiar esta clase de dispositivos puede ser una tarea tediosa y complicada, aunque tengas una lata de aire comprimido y mucho tiempo libre.

Pensando en eso los amigos de Logitech crearon el K310, un teclado alfanúmerico que tiene todas las cosas indispensables, como accesos directos a internet y botones de multimedia, pero su mayor gracia es que puedes sumergirlo en agua sin peligro de estropearlo, por lo cual lavarlo cuando tengas un accidente comiendo frente a la computadora será una tarea muy sencilla y rápida.

Tal vez nuestros amigos fuera de México estén algo confundidos sobre el concepto "Godínez", que se trata de una clase muy distintiva del México contemporáneo en el ámbito laboral. La mejor forma de explicar en qué consiste este espécimen oficinista es con imágenes. Y si la curiosidad es aún mayor también hay un test para descubrir qué tanto se padece de dicha condición.

¡Feliz fin de semana laboral!


Fotos: Logitech