Gaga Te no es un producto sino un proyecto académico, realizado por una estudiante de diseño gráfico e inspirado por Lady Gaga. Para cumplir con una de sus tareas escolares, Nathalie Hallman, tuvo que desarrollar el retrato de una persona a la que admirara, sin importar si pertenecía a su familia o la farándula. Tras seleccionar a la famosa cantante, Hallman decidió crear un retrato poco convencional que terminó convertido en... ¡una caja de infusiones de té!

Gaga Tea es un caja conceptual de té que contiene infusiones de 10 sabores diferentes, cada uno basado en uno de los personajes que la cantante ha adquirido a lo largo de su carrera (porque, recordémoslo, ella se disfraza, se representa, hace teatro y payasada). Junto con el té, el empaque incluye la siguiente explicación:

Además de ser la reina de la cultura pop, un camaleón excéntrico y constantemente envolvente, Lady Gaga es también una notable bebedora de té. Busca en Google "lady gaga+tea" y te encontrarás con millones de referencias que lo comprueban. Incluso existe una página de Facebook dedicada a su más famosa y fotografiada taza de té.

Nathalie entiende el té como una bebida ancestral y artística, y compara la existencia de sus incontables sabores con el catálogo de personajes que Gaga caracteriza como parte de su carrera. Este empaque, por lo tanto, le pareció la mejor forma de retratar a "una de las artistas más dinámicas del siglo XXI". Asómense a ver el catálogo de infusiones. Una de ellas, llamada "Meat Maniac", parte de aquel famoso vestido de filetes de carne (no quiero ni pensar a qué sabrá). La propuesta es humorística y no gourmet, pero estas 10 bolsas de té harían muy felices a los littles monsters de la cantante.

Final feliz. Gracias a este proyecto, Nathalie fue admitida en dos universidades distintas. Finalmente, decidió quedarse en el Colegio de Diseño Beckmans, en Estocolmo. Está convencida de que, gracias a Gaga, podrá llevar a cabo sus planes académicos. Eso es devoción.