W Hotels se organiza con Intel y con Roman Coppola para mostrar (y aprovechar) el talento de jóvenes realizadores cinematográficos mediante el concurso Four Stories. Para participar, hay que enviar un guion de acuerdo con las bases de la convocatoria. Los cortos ganadores, que deberán tener duración de unos diez minutos, serán filmados en los destinos de los hoteles W: Doha, Maldivas, Ciudad de México, Barcelona y Washington D.C. y servirán para promocionar tanto los hoteles como la Ultrabook de Intel.

Los hoteles y los viajes han servido de punto de partida a importantes películas. De Fellini a Truffaut, de Grand Hotel a Lost in Translation, el interés por contar historias que suceden en tierras extranjeras, en contextos turísticos (y a veces no tanto), lleva décadas llamado la atención de guionistas y directores. En el caso de la convocatoria lanzada por Intel, se trata de que la película se desarrolle en uno de los hoteles W, y de que la trama tenga relación con los espacios, que la decoración se aproveche al máximo. Y, obvio, la Ultrabook deberá tener un papel simbólico en la historia. De lo contrario, no sería negocio. No importa cómo sea incluida en el cortometraje, pero se indica a los participantes que Four Stories se centra en "el poder de las relaciones humanas", en "la capacidad de conectarse y crear" sin importar el lugar y el momento en que llega la inspiración.

Todo el que quiera participar puede hacerlo. Basta con echar un vistazo a la convocatoria y con tener un montón de suerte, porque seguramente habrá millones de participantes. Roman Coppola y un jurado escogerán los guiones ganadores. Los cortos se estrenarán en eventos de alfombra roja en Hoteles W alrededor del mundo y se distribuirán en internet.

No importa el tema de la película: el objetivo será anunciar "la experiencia Ultrabook". Pero no deja de ser una buena oportunidad.