¿Se imaginan brindar con una bebida iridiscente que tenga los colores de la aurora boreal, ese fenómeno en forma de brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno, normalmente en zonas polares? En Monkeyzen es posible. Vine, exclusivamente, a decirles cómo prepararla. Lleva mucho vodka y brilla. Quién dijo yo.

Hace tiempo que superé la etapa de las bebidas a granel que se preparan para el deleite juvenil y colectivo y que suele llegar hasta las últimas consecuencias. De todos modos, la receta que vengo a mostrarles me recordó aquellos tiempos de gloria y hundimiento. ¿Ubican a qué me refiero? En inglés, el concepto se designa con el término jungle juice. En México, les decimos aguas locas (la tacha disuelta es meramente opcional). La idea se les ocurrió a los chicos de The Campus Companion, quienes bautizaron al coctel con el nombre de Aurora, precisamente porque se vuelve color turquesa y brilla en la oscuridad, aunque se ve de color rosa cuando hay luz.

Para prepararlo, se necesitan estos ingredientes:

  • 2 litros de vodka
  • 9 litros de agua tónica
  • 3 o 4 latas de limonada rosa en polvo
  • Hielo

Se trata de mezclar todo lo anterior, juesto antes de que empiece la fiesta. Hay que tener mucho hielo a la mano. La bebida queda de maravilla en copas de martini.

¿Que por qué brilla la mezcla? Brilla porque contiene agua tónica y esta, a su vez, presenta un componente llamado quinina. Eso es lo que brilla, a pesar de haber sido combinado con otras sustancias.

Me queda claro que la idea original es que este coctel funcione como una variante iridiscente de las aguas locas, pero no es necesario que prepares tantos litros: puedes hacer una menor cantidad y brindar con tus amigos en una fiesta más pequeña y más mona, mostrando una actitud más decorosa.