Tras no cortarse el pelo en tres años, Jozaeh decidió hacerlo, aprovechando el momento para jugarle una peculiar broma a sus familiares y amigos.

Así, el simpático chico no solo se cortó el cabello solo, también lo guardó para confeccionarse una peluca bastante real, la cual usó frente a sus allegados muy naturalmente para, segundos después, quitársela y shockearlos. Todo esto lo documentó en un video de seis minutos y medio el cual bautizó como “Wig From My Own Hair Prank” y que al día de hoy ha registrado casi un millón y medio de visitas. Lo mejor de todo son las distintas reacciones de la gente sorprendida. Definitivamente, uno de esos videos en los que la risa se contagia a través del monitor.