¿Les ha pasado que le regalan algo a un niño y la caja les divierte más que el juguete? Pues hoy les presentamos un concepto que surge a partir de esa idea.

Los Tube Toys son una serie de cochecitos ensamblados de juguete totalmente eco-friendly y creativos, lo curioso de ellos es que el recipiente que los contiene es también parte del cuerpo del automóvil. En el interior encuentras algunas de las piezas, ruedas, cabina, ejes, luces, mismas que que se introducen por las ranuras del empaque para dar forma al juguete; esto es un movimiento bastante ingenioso, ya que le da un uso novedoso a la presentación del producto, convirtiendo al envase en algo divertido y no en algo para el bote de la basura.

La única parte que se desecha es la etiqueta, misma que está fabricada con papel reciclado, de hecho todos las piezas que componen los Tube Toys son recicladas o pueden utilizarse para ello. El ensamble de los coches es bastante intuitivo, sin embargo por contener piezas pequeñas se recomienda para niños de 5 años de edad en adelante.

De igual forma una vez que el chico se aburra del juguete puede desarmarlo y guardar las piezas dentro del mismo recipiente. Esta idea también lo vuelve fácil de transportar para llevar a reuniones familiares o picnics. Son tres los modelos: Carro de bomberos, tractor y tren. Cada uno tiene un costo de 15 dólares. Y al menos te queda la consciencia limpia de no estar generando tanta basura en el mundo. Aparte, los carritos están muy bonitos.


Fotos: Óscar Díaz