Todos los McDonald's venden papas deliciosas, hamburguesas grasosas y refrescos extra grandes pero no todos son iguales. Ahora menos, ya que gracias a las nuevas tazas reutilizables para el café que acaba de lanzar, McDonald's Francia se convierte en la concesionaria más fancy de esta gran cadena de comida rápida.

Estos encantadores vasitos de cerámica llamados Tasse fueron creados por el famoso diseñador industrial francés Patrick Norguet, quien ya antes había trabajado en el rediseño de los interiores de sucursales de McDonald's en Italia, Holanda y Suiza. Disponibles en seis colores distintos y con el logo de McDonald's apenas perceptible, estas tazas no solo reducen el desperdicio de desechables, también evitan que las manos de los clientes se quemen al sostener el café caliente, siendo protegidas por una útil banda de elastómero.

Cinco millones de tazas Tasse serán regaladas a los franceses suertudos que compren su menú y café en McDonald's. Una excelente forma de brandear una marca y despertar la envidia de todos los que nos encontramos fuera de los límites de Francia.