Imagina un estéreo con suave superficie de tela, donde hundes tus manos para avanzar al siguiente track, regular el balance o subir el volumen. El nombre de este aparato (aún en la fase de prototipo) es Tangible Textural Interface, una propuesta de Jo Eunhee.

Las pantallas táctiles que vemos en tabletas y celulares representan un gran invento: son interactivas, atractivas, fáciles de usar, agradables a la vista. Sin embargo, el diseñador responsable de este estéreo, considera que son un tanto frías y rígidas: dan ganas de mirarlas pero no resultan acogedoras ni cálidas, por lo que no se nos antoja tocarlas.

Jo Eunhee nombró a su modelo Tangible Textural Interface (TTI) porque la experiencia de percibir la textura es importante en su propuesta. Este sistema de sonido permite al usuario regular el volumen y el balance, así como seleccionar canciones, sólo con tocar la superficie de tela del aparato. De acuerdo con la opinión de Eunhee la experiencia física-sensorial ha sido ignorada muy a menudo por los diseñadores de dispositivos de sonido, de modo que él quiso dar un giro con su TTI.

¿Qué les parece la idea? ¿Brillante y cautivadora o consideran que eso de intentar una "experiencia de intimidad y suavidad" a partir del contacto con un estéreo es una exageración? Creo que el tacto es importante, pero no estoy segura de si compraría un estéreo por su suavidad. Más que nada, el TTI de Eunhee me parece atractivo a la vista, y me gusta que no tenga botones ni protuberancias, que sea pequeño y blanco/gris: ahí su principal encanto. Como sea, no planeo invertir más tiempo del indispensable en regular el volumen de la música y elegir canciones.